Consejos para hacer una mudanza amena

4 consejos para que tu mudanza sea más llevadera

Sabemos de sobra que es difícil llevar a cabo una mudanza por eso tenemos unos cuantos consejos que seguro que resuelven muchos de los quebraderos de cabeza que suponen estos eventos.

1- ¿Cuándo harás tu mudanza y con quién?
Es importante que tengas claro el tema de fecha, para evitar pillarte los dedos. Por ejemplo: si vas a entrar a vivir en un piso el día 1 de Junio, es importante que con unas 3 semanas de antelación te pongas en contacto con la empresa de mudanzas que elijas y cierres el día exacto del traslado y el precio. Unas dos semanas antes de ese día, deberías empezar a moverte para hacerlo todo bien y con tiempo.
Estas referencias son para un piso más o menos completo, depende de la cantidad de cosas que tengas que trasladar, obviamente. No obstante, por experiencia de muchos años te decimos que siempre hay más cosas de las que parece, por lo que no está de más darse unos días de margen para no ir a la carrera con el embalaje de todo.

 

mudanzas-precio
Hablar con tiempo con la empresa de mudanzas, les ayuda a ellos a gestionar su agenda y también te beneficia a tí, en el sentido de que pueden hacer con la reserva del espacio delante de tu portal para aparcar el camión. Si es una empresa seria, ellos se encargarán de esas cosas. Desconfía de empresas de mudanzas que te pidan que te encargues tú o que pongas tu coche para luego quitarlo.

2- El mejor momento para hacer limpieza es al hacer una mudanza
Qué mejor momento para revisar y deshacernos de lo innecesario que al hacer una mudanza, lo cual suelen ser bastantes cosas.
Cuando empieces a abrir armarios, cajones, trasteros, etc, te darás cuenta de que tienes guardas un montón de cosas que ni te acordabas de que existían. Nos pasa a todos. Nuestra recomendación es que aproveches la ocasión y separes todo aquello que no necesitas, asi te evitas empaquetarlo y son menos cosas para trasladar.
Además, si te apetece colaborar y sentirte bien, una buena idea puede ser donar esa vieja ropao juguetes que ya no quieres a alguna organización. O por ejemplo, suele haber sitios de rehabilitación que retiran muebles antiguos para restaurarlos y venderlos. Si a la vez de hacer una mudanza y quitarnos lastre podemos ayudar, mucho mejor para todos, ¿no crees?

[ File # csp1883563, License # 1295737 ] Licensed through http://www.canstockphoto.com in accordance with the End User License Agreement (http://www.canstockphoto.com/legal.php) (c) Can Stock Photo Inc. / ilona75

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3- Antes de mudarte, piensa en estas tres cosas
Cambiar de casa y hacer una mudanza no es sólo coger tus cosas y trasladarte, hay algunas cosas muy importantes que no hay que descuidar, para evitar problemas en el futuro.
– Indica tu nueva dirección a familiares y amigos, asi como la fecha en la que ya estarás instalado.
– Si tienes un seguro, tendrás que hablar con tu compañía de seguros para la cancelación o bien si te pueden “trasladar” el seguro a tu nuevo inmueble.
– Cancela todos los suministros que tengas, tipo agua, luz y gas. Si estás de alquiler, bastará con que te pongas de acuerdo con tu casero/a para que se cambien los datos de la domiciliación del pago o como lo tengáis. Si es una vivienda propia, una recomendación muy importante es no dar de baja total la contratación de los suministros. Si tienes en mente vender o alquilar tu vivienda en los próximos meses o incluso aunque pasara un año, te sale más a cuenta pagar las cuotas mínimas sin consumo que el dineral que te cuesta posteriormente volver a dar de alta todos los suministros.

metrecubic

4- Hacer una mudanza puede ser un caos. Consejos para evitarlo
Como decíamos antes, cuando empieces a sacar cosas vas a ver que hay mucha faena. No te agobies, vamos viendo algunos consejos y trucos para hacer una mudanza tranquila y bien organizada:
– Consigue cajas y mucho papel de periódico.
– También ten a mano: celo, cinta, tijeras y un rotulador grueso. Las cajas si pueden ser de tamaño mediano y tamaño grande, mejor que mejor.
Separa los vasos y la vajilla. Antes de meterlos en cajas, es conveniente envolverlos en papel de periódico, para evitar rotures y roces.
– Los objetos más frágiles, tipo espejos o cristales en general, es recomendable envolverlos en burbuja. No obstante, solicita a tu empresa de mudanzas cuando lo vayan a cargar que lo refuercen con una manta antes de subirlo al camión.
Limpia a conciencia el refrigerador. Lo ideal es no trasportar ningún alimento. Puedes pedir ayuda a algún amigo o familiar para que te guarden un día los alimentos del congelador y no desperdiciarlos.

– Procura limpiar las alfombras antes de enrollarlas.
Separa la ropa según cómo sea. Por ejemplo, camisetas, ropa interior, etc, pueden ir bien doblado y en cajas perfectamente. Si tienes abrigos o chaquetones más grandes, o trajes, sería conveniente que tu empresa de mudanzas te proporcionara un armario-perchero que iría dentro del camión.
Ve escribiendo en cada caja con un rotulador grueso, su contenido y a dónde pertenece. Este consejo se agradece mucho cuando se llega a la nueva vivienda.
– Cuando hayas terminado de embalar todo, da un último repaso a toda la casa para confirmar que no te olvidas de nada.
Insistimos: hacer una mudanza da más faena de la que parece, piensa en los días de antelación que necesites para embalar y empaquetarlo todo bien.
Aquí te dejamos este enlace, donde verás una muy buena infografía en la página de Eroski sobre el correcto embalado de objetos.

Documentos y objetos valiosos
Un día antes de hacer la mudanza, es conveniente guardar en una carpeta todos los documentos que sean importantes para tí.
De igual forma, todos los objetos pequeños y valiosos, tipo joyas, es recomendable que los trasportes tú mismo en una maleta o mochila.
Normalmente la empresa de mudanzas contará con un seguro para cualquier imprevisto, rotura o pérdida de lo que traslada, pero piensa que hay cosas que el dinero no te puede devolver, por lo que tenlo a mano.

Conclusiones sobre cómo hacer una mudanza organizada
Hacer una mudanza es un proceso y lleva trabajo, pero debe estar lleno de ilusión por el cambio que supone. No debería suponer un agobio, pero lo será si pretendes hacerlo todo el último, pues te desesperarás y habrá cosas en las que no pienses que te supondrán molestias y problemas a futuro.
Y por supuesto, nadie mejor en quien confiar para hacer una mudanza que en Transportes y Mudanzas PMB, donde llevamos más de 20 años haciendo este servicio y te ofrecemos toda nuestra garantía de profesionalidad.