Los nuevos estilos arquitectónicos y la falta de espacio en las grandes ciudades genera que las viviendas tengan ambientes cada vez más estrechos, y en esta ocasión hablaremos de comedores pequeños, pues por más pequeños que sean no tiene porque ser un punto en contra a la hora de conseguir un espacio decorado de la mejor manera.

 

Comedores pequeños con mucho encanto

A la hora de comenzar a decorar un comedor pequeño debemos evaluar diferentes aspectos, en primer lugar es importante saber que las paredes pintadas en tonos claros nos darán la posibilidad de agrandar el espacio visualmente. El marfil, el blanco, el amarillo o algún tono pastel pálido son buenas alternativas.

En este caso se pintaron tres de las paredes en tono blanco y se dejó un sector en un tono más oscuro. Este rincón se podrá llevar todas las miradas y se convierte en un punto de atención. Gracias al uso del espejo en este sector se posibilita el reflejo de la luz y, como consecuencia, una mayor amplitud.

En el siguiente comedor podemos ver cómo resalta la pared de ladrillo a la vista, dándole un toque rústico único. Otra ventaja de este ambiente es que al tener un gran ventanal se puede aprovechar en plenitud la luz natural.

Comedor pequeño con una pared de ladrillo a la vista

Los colores y tonos que se elijan en la decoración del lugar nos permitirán ampliar visualmente el espacio, la elección de los puebles y los complementos también serán importantes. Vemos como un gran reloj de pared se convierte en un punto de atención sin saturar el ambiente. Para conseguir una buena decoración en este tipo de estancias lo mejor será no sobrecargar las paredes con muchos cuadros u objetos que achiquen el espacio.

Reloj de pared moderno

Algunas tiendas de decoración nos brindan la posibilidad de elegir muebles funcionales, vemos dos claros ejemplos de ello, una mesa con espacio de almacenaje y una silla alta con líneas modernas, pensadas para los más pequeños de la familia.

Mesa funcional para un comedor pequeño

Para poder contar con un pequeño lugar en donde disfrutar una comida familiar o con amigos será necesario planificar bien la distribución de los espacios. En este caso, una escalera caracol permitió ganar espacio para el comedor. Las grandes ventanas permiten aprovechar la luz natural.

Comedor pequeño con escalera caracol

En algunas viviendas no queda más opción que integrar dos o más ambientes, como por ejemplo en este pequeño apartamento de 25 metros cuadrados donde han utilizado un mueble modular para dividir el área de comedor con el de la sala.

Salón comedor integrado pequeño

Al elegir una mesa redonda pequeña conseguiremos sacarle el máximo provecho posible al espacio disponible (generando una circulación más fluida por el lugar), y el mueble de madera con sus puertas de vidrio dan al ambiente un aspecto fresco, simple y muy moderno.

Muebles de madera en comedor pequeño

A la hora de pensar en iluminación en comedores pequeños se pueden optar por lámparas colgantes o, como en este caso, colocar además una lámpara de escritorio en algún rincón para brindarle a la estancia un toque de luz puntual.

Comedor pequeño en tonos claros

 

Y por último, nos referiremos a un punto que nos permitirá lucirnos como decoradores, mantener el orden en estos lugares generará que la estancia luzca mucho más grande, al tener espacios de almacenaje, como estanterías o muebles permitirá que nos podamos utilizar el espacio y desplazarnos mucho más cómodos.

Comedor pequeño moderno

Afortunadamente existe gran variedad de muebles, vitrinas y estantes que se pueden colocar en distintos sitios, incluso en las esquinas, que se adaptan a la perfección a todos los estilos y gustos decorativos.