El Boho Chic es un estilo fresco y lleno de vitalidad. Un estilo decorativo libre que se salta por completo las normas y que abusa del color de una forma encantadora. Es una fusión de estilos, un todo con todo, un sinfín de momentos reflejados en pequeños destalles; y es que el Boho Chic intenta impresionar a base de instantes, fotografías viejas y viajes realizados. Sin duda un estilo que enamora.

Decoración estilo Boho Chic

Una de las claves del Boho Chic es dar protagonismo a una pieza concreta. Normalmente intentamos que sean piezas con alma, haciéndolas destacar, por ejemplo, a base de color en su madera o vistiéndolas con un textil de lo más llamativo; y es que en este estilo, el textil es un must.

Así, convertido en un elemento imprescindible, el textil juega un papel primordial mostrando diseños atrevidos llenos de vivos colores y estampados imposibles que pueden combinar entre sí, aunque aquí la gracia es que no lo hagan.

decoracion-boho-chic-8

decoracion-boho-chic-6

decoracion-boho-chic-5

Si hay un elemento importante son los cojines. Estas piezas, en el Boho Chic, son completamente imprescindibles. Cuantos más tengamos mejor, y cuanto más llamativos, mucho mejor que mejor.

decoracion-boho-chic-4

decoracion-boho-chic-3

No debemos tener miedo de mezclar estilos, el Boho Chic se siente comodísimo con este tipo de cosas. Así, podemos ver lugares con cierto corte rústico marroquí, o nórdico oriental; y es que otra cosa no, pero al Boho Chic, eso de la decoración mestiza le pega, y mucho.

decoracion-boho-chic-2

decoracion-boho-chic-1

En cuanto a materiales, la madera es de esos que siempre querremos tener cerca en este estilo; y es que este material nos recuerda a la naturaleza y teniendo en cuenta que el Boho Chic viene  del estilo hippie, quizá no encontremos otro material más adecuado.