Cada vez es más común tener que adaptarse a espacios más pequeños con todo lo que necesitamos por lo que saber unos cuantos trucos nunca viene mal!

1. En vez de una mesa junto a la cama, opta por estantes en forma de escalera.

En vez de una mesa junto a la cama, opta por estantes en forma de escalera.

¡De nuevo con el almacenamiento! Pero si tienes miles de libros o tesoros, esta es una manera fantástica de exhibirlos/almacenarlos.

2. Cuelga lámparas en la pared sobre tu cama cuando no tengas espacio para una lámpara en tu mesa de luz.

Cuelga lámparas en la pared sobre tu cama cuando no tengas espacio para una lámpara en tu mesa de luz.

Y, si dos lámparas parecen demasiado para tu cuarto diminuto

3. Dale uso a tu sofá como pie de cama y como divisorio entre tus áreas para dormir y estar.

Dale uso a tu sofá como pie de cama y como divisorio entre tus áreas para dormir y estar.

En este estudio tanto la alfombra como el sofá sirven como indicadores visuales de dónde comienza un espacio de la casa y dónde acaba el otro.

4. E intenta que tu sofá no sea muy grande.

E intenta que tu sofá no sea muy grande.

Lo sé, es tan difícil no querer algo grande en este caso…

5. Acepta el amontonamiento controlado cubriendo una pared del piso al techo con estantes.

Acepta el amontonamiento controlado cubriendo una pared del piso al techo con estantes y tachos coordinados.

Las cajas rojas a lo largo de la parte superior ayudan a que este espacio pequeño se vea más planificado. Además, es como una versión miniatura de una biblioteca de ensueño. Mira más fotos de este apartamento de Brooklyn aquí.

6. Usa una mesa carrito para duplicar el espacio de almacenamiento en tu diminuta cocina.

Usa una mesa carrito para duplicar el espacio de almacenamiento en tu diminuta cocina.

7. Si tu espacio es demasiado diminuto, usa una tabla de corte larga y angosta que sirva como mesa para cenas.

Si tu espacio es demasiado diminuto, usa una tabla de corte larga y angosta que sirva como mesa para cenas.

8. Instala un sistema de rieles en la cocina y úsalo para almacenar lo que más necesites.

Este apartamento se encuentra en Sofia, Bulgaria, y algunas de las habitaciones no son tan pequeñas. Pero la cocina realmente lo es. Ikea cuenta con algunos sistemas de rieles económicos, como el Grundtal y el Fintorp

9. Cuelga tus ollas y sartenes de un sostén resistente para liberar espacio en las alacenas para otras cosas necesarias.

Cuelga tus ollas y sartenes de un sostén resistente para liberar espacio en las alacenas para otras cosas necesarias.

Como comida real, porque posiblemente no tengas una despensa. Mira más fotos de la cocina de la bloguera Joy the Baker’s, aquí.

10. Toma dos mesas angostas y dos bancos (o cuatro taburetes) y úsalos como escritorios convertibles/mesa para comer.

   

Consigue los planos para crear estas mesas aquí, o usa dos mesas de consola

11. Rellena todos los espacios inútiles con espacio de almacenamiento adicional.

Rellena todos los espacios inútiles con espacio de almacenamiento adicional.

Solo asegúrate de que sean seguros para que tus libros de cocina no caigan sobre las llamas.

12. Mira cada lugar como una oportunidad de almacenamiento con estilo — incluso la parte superior del tanque de tu retrete.

Mira cada lugar como una oportunidad de almacenamiento con estilo — incluso la parte superior del tanque de tu retrete.

En este caso lo usa para una planta y un par de botellas decorativas, pero tú podrías hacerlo con cosas más prácticas, como enjuague bucal y lociones.

Si te preocupa que la tapa del tanque se salga, asegúrala con un par de tiras de cinta adhesiva c

13. Evita un televisor que ocupe mucho espacio visual y opta por un pequeño proyector que puedas conectar a tu computadora.

   
En este rincón de 22 metros cuadrados en Manhattan, la imagen se proyecta sobre la pared vacía sobre la pintura, pero también podrías conseguir una pantalla de proyección con motor