PRYCONSA OFRECE A SUS CLIENTES “DOMÓTICA HUMANA”

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

PRYCONSA ofrece, de manera pionera, también servicios asistenciales que responden a las necesidades del día a día de sus clientes.

Además de los servicios digitales de domótica que ya se incorporan a sus viviendas, Pryconsa quiere también prestar atención al lado humano de las familias que habitan sus viviendas. Con el fin de completar los servicios postventa que ya ofrece, a partir de ahora Pryconsa facilitará las necesidades de sus clientes ofreciendo, de manera gratuita, servicios asistenciales que tienen como fin aportar tiempo, tranquilidad y mejoras en su calidad de vida, tanto para ellos como para sus familias.

Para ello Pryconsa ha confiado en Alares, empresa líder en nuestro país desde hace más de 20 años en el cuidado de las personas, sus familias y sus propiedades.

En este sentido, Alares y Pryconsa han firmado un acuerdo por el cual cada compra vivienda incluye de manera gratuita una serie de beneficios que tienen como fin facilitar la vida de sus clientes y familias.

Entre los numerosos beneficios se encuentran un asistente personal 24 horas que se encarga de gestionar en su nombre todo lo que necesiten, ofrecer comparativas de precios, búsqueda de vacaciones, organización de escapadas, reserva de vuelos, restaurantes…

También cuentan con servicios de ayuda en el propio domicilio u hospital, segunda opinión médica internacional y servicio de medicamentos a domicilio.

Abogados y especialistas de la salud, darán respuesta a cualquier duda que tengan gracias a un servicio de consultas telefónicas.

También, para ayudarles a ultimar todos los detalles de su vivienda, tienen un servicio de manitas.

Otros de los beneficios de los que pueden hacer uso es de la teleasistencia y control 24 h, selección de personal para el hogar e incluso Alares te cuidamos en casa, la alternativa a la residencia, donde el usuario recibirá los mismos cuidados de una residencia, pero con la ventaja de permanecer en su propio domicilio.

 

No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios para este artículo están cerrados.